Ven a nuestro encuentro y descubre qué es lo que ocurre cuando la gente se une para bailar y celebrar la vida, ¡Sin motivo alguno! “Ama la vida. Vive la vida con totalidad, emborráchate de divinidad viviendo. Tengo un tremendo amor por la vida y por ello enseño la celebración.

Tienes que celebrar todo, tienes que vivir todo, amar todo. Para mi no existe nada mundano y nada sagrado. Todo es sagrado, desde el peldaño más bajo de la escalera hasta el más alto. Es la misma escalera: del cuerpo al alma, de lo fí­sico a lo espiritual, del sexo al samadhi; ¡todo es divino!” OSHO