Después de haber dedicado más de 20 años dando talleres y ayudando a la gente a transformar su vida, pensé que ha llegado el momento de enseñar lo que hago. Como primera cosa inventé un nombre para algo, que mas que una técnica, es un arte de sanación que he desarrollado de forma bastante personal, inspirado constantemente por la voz de mi maestro Osho y que tiene su raíz en la meditación.