“Prem Dayal ha creado esta meditación para permitir encontrar el silencio interior de forma fácil y divertida.
La técnica lleva a explorar en el cuerpo diferentes fases de la evolución del planeta, para recordar nuestro ser parte la naturaleza y alejarnos de nuestra parte neurótica permitiéndote brincar fuera de la estructura neurótica de la personalidad humana, para reconectarse otra vez al misterio de la vida, donde su sabiduría natural brilla como un diamante.

Esta meditación gustará en particular a los amantes de los viajes chamánicos y de la expresión corporal”