Esta técnica de meditación usa la respiración para llevar consciencia a los chakras y conectar su energía. Este proceso es muy profundo para que así la energía de los chakras esté conectada, para dar armonía a los siete chakras

Ponte de pie relajado, con tus pies abiertos a la altura de tus hombros. Comienza con una respiración profunda, con la boca, sin pausar entre respiración y respiración, ni en la inhalación y exhalación y ve pasando a través de los chakras. (si te es difícil visualizar respirar a través de los chakras, simplemente lleva tu atención al área del cuerpo que corresponde a cada uno de los chakras).

La inhalación será en un chakra y la exhalación en otro. Tu respirarás sucesivamente en los chakras siguientes y adyacentes (por ejemplo, 1 y 2 y 4 con 5) y en chakras más distantes (por ejmplo 1 con 3 y 2 con 4). De esta forma despertarás y combinarás las energías de los diferentes chakras, usando los más abiertos y los más fuertes para energetizar a los más débiles o más cerrados.

Las faces del ciclo de respiración son las siguientes:
1. Se empieza con el primer chakra. Se inhala y exhala en el primero.
2. Pasa al siguiente chakra en la exhalación, se respira en el chakra 1 y se exhala en el 2.
3. Otra vez pasa al chakra con la exhalación, por ejemplo respira en el primer chakra y exhala en el tercero, de esta manera estás haciendo una trayectoria circular conectando chakras no adyacentes.
4. Ve al siguiente chakra con la inhalación, por ejemplo respira en el chakra 2 y exhala en el 3, vas a hacer una pequeña vuelta circular conectando chakras adyacentes.
5. Repite los pasos 3 y 4 hasta que alcances la últuma combinación del chakra 6 y 7.

Al final respiramos en el primer chakra y exhalamos en el séptimo chakra, involucrando al cuerpo completo, de esta manera conectarás con todos los 7 chakras.

Repite este ciclo tres veces. El proceso completo es guiado por la música.

Al final siéntate, cierra los ojos, permanece en silencio y observa cualquier cosa que suceda en tu interior.