El tambor es el instrumento más primitivo. Cuando sientas el ritmo del tambor tu cuerpo responderá, te balanceará con la melodía y tú te moverás a su ritmo. De pronto te convertirás en un hombre primitivo, un ser natural, la sociedad se desploma a tus pies y con el movimiento de tu cuerpo.

“El tambo es el instrumento musical más antiguo, todos lo han seguido. Así que cuando alguien toque al ritmo del tambor la tentación es demasiada, estarás moviendo tus piernas, y balancearás tu cuerpo al ritmo. Si el que toca el tambor es bueno, y sabe como crear la atmósfera y ambiente correcto con el beat de su tambor, nadie podrá evitar ser absorbido por el, hasta el mismo Buda querrá bailar” Osho.

El tambor tiene un atractivo especial: el motivo está muy arraigado. Tendrás que entenderlo.
Un niño es concebido en el útero. El niño crece, pero el niño no puede respirar, tiene que respirar de la madre. De hecho, la madre respira por él. Y durante nueve meses continuamente escucha los latidos del corazón de la madre. Es el primer encuentro con música y ritmo.

Durante nueve meses, el niño sigue escuchando los latidos del corazón de la madre. Ese es el primer tambor que uno encuentra, y se arraiga muy profundamente en el ser del niño. Cada poro de él está lleno de él, cada fibra de su cuerpo vibra con él. No tiene vida excepto el corazón de la madre. Y el latido, continuamente durante nueve meses … solo piénsalo.

 Y entonces nace el niño. El sistema completo de todo el cuerpo, el sistema mental, acarrea ese deseo por el latido, por el ritmo del corazón de la madre……