Es un encuentro entre el participante y el cosmos. Ayuda a fusionarse, disolverse y soltarse al nivel más profundo posible. En la primera etapa el cuerpo esta suelto y receptivo para que poco a poco comience a moverse por sí mismo (Latihan). En la segunda fase se toma la energía del cielo y se entrega a la tierra. Siendo uno solamente una caña de bambú vacío por donde pasa la energía.