Cuando la energía humana no viene reprimida o manipulada tiende naturalmente a expandirse hacia la búsqueda del placer. De hecho todo lo que es vivo y sano tiende a expandirse, todo el universo tiende a la realización de si mismo. Este movimiento natural de la energía corresponde al gozo de estar vivo y lo llamo Dimensión Orgásmica.

Usando una técnica de respiración, los participantes aprenderán a dejar libre su energía vital experimentando su capacidad de gozar a si mismos, a tener fácilmente acceso a esta deliciosa dimensión del ser.